1881

 

1881 por la fecha de la pintura.
¿Quieren saber cuál es? Usen los buscadores.
Porque ese es un comienzo: recordaba haber visto esa imagen en un sitio web, imposible de recordar.
A duras penas si pude reconstruir qué estaba hurgando entonces, qué necesitaba, tratando de desandar el “hilo de los links correctos”. Tampoco hay que desestimar el que siempre hay rastros tecnológicos, pero esta vez no tenía ni siquiera ese consuelo.
Lo cierto es que es historia vieja pero feliz: entendí por qué este artista es de mis preferidos de toda época y lugar.
Recordé la primera vez que vi esta imagen y no pude sino recordar una viñeta de historieta que resultó ser falsa alarma.
Descubrí por qué el cultivo de las imágenes sigue siendo tan definitivo para seguir escribiendo.

Seguirá.