Imago

Escribía en otro sitio (digital, acá mismo) sobre un desliz por el Metaverso (un turismo a destiempo). Sobre los Superdioses y sus proyecciones casuales (¿acaso puede existir algo más casual que una convención de avatares de superhéroes en un mundo virtual?) y enseguida por la popularidad de aquellos universos en las narrativas más actuales -vean las carteleras cinematográficas en estos últimos años-. A más reclamo de urgencia sobre realidad política, más neurosis.

¿Acaso la mayor neurosis de nuestros tiempos no se verifica en la realidad política internacional?¿Qué hubiera opinado Carl Spitteler de los desacuerdos entre Alan Moore y Gran Morrison? 

Seguirá.