Temperaturas extremas

#1

El narrador es frío y el resto de lo visible quizá atérmico. Neutro. Una convención por sustracción: no lo sabemos. El cerebro del narrador (o su psiquis) despide rayos invisibles, glaciales y el contexto (frame) cambia de tono.
Alguien propone que se aborde el capítulo como una Teoría Provisoria de los Micromundos. Pienso en los mejores capítulos de La paradoja antropológica de Massimo De Carolis. Mundos condensados, morfologías anímicas a presión. (Tengamos en cuenta que también los hay que creen que todo es comunicación o que con lo que puede recolectarse en internet se crea un perfil convincente). Mientras tanto. Avanzo en la relectura de Ice, de Anna Kavan. Eso sí: una página sobre la escritora y pintora en la web proporciona un approach perfecto sólo con el diseño.
Todo es frío (no sólo metafóricamente). Helado.

Continuará