Monthly Archive for November, 2015

Héctor Libertella: Obras Completas

Hoy, en La Nación

 

Todo Libertella

“Los hijos de Héctor Libertella acaban de firmar un contrato con Letranómada para publicar la obra completa del escritor. El curador de la colección, Rafael Cippolini, muy amigo de Libertella, ya descubrió cambios mínimos en distintas ediciones”

Click acá.

Es una vida Maravillosa


Mark Linkous, más conocido por su nombre de banda, Sparklehorse, se suicidó hace más de cinco años. Hace semanas que escucho cada uno de sus discos varias veces al día. Mágica monotonía que distraigo un poco con otra discografía que me puede: la de Brian Jonestown Massacre.
Como sea, días que empiezan y terminan en Sparklehorse.

 


“Al final, es más sobre cómo cada día, tienes que elegir algo, no importa lo minúsculo o microscópico que sea, para, al meterte en la cama por la noche, poder decir que estás contento de estar vivo y de haberlo visto. De eso se trata, en realidad”.

Las imágenes necesarias


Max Gómez Canle. La idea de que hay que partir nuevamente de cero, lo que produce es una suma menos compleja. Si parto de cero lo que puedo agregar me hace llegar hasta cierto punto, no muy lejano, no muy grande. Si parto de, digamos, ciento cincuenta, lo que puedo agregar llega más allá, quizá supere la complejidad del doscientos, con la ayuda de todo ese envión que viene desde atrás. Mi desafío fue en todo momento cómo hacer una suma lo más compleja posible.

Esta huella parece estar signada por la tensión entre el lugar bacante de aquella idea de ismo y la urgencia por generar algo parecido a un metabolismo, un ámbito de digestión de imágenes de disímiles procedencias. Si la ética del ismo implicaba jamás repetir una fórmula, MGC entendió que se debía revisar esa fórmula minuciosamente en continuo sus resultados. Este aumento, esta extensión no se agotaban en una sola obra, sino en un conjunto. El metabolismo requería multiplicidad, simultaneidad. No se trataba de concebir obras: la suma indicaba que el camino requería concebir muestras, exhibiciones. Una pintura que jamás se completa en sí misma, sino que pide un conjunto: observar la sucesividad.

Se viene libro del artista.

Mucho más allá del jardín


Otra vez mi hija Nina enseñándome el camino. Oportunidad única de un paseo en el más allá del jardín (Over The Garden Wall, Cartoon Network, creada por Patrick McHale). Hipnotismo en su mejor estado de fábula.

 


Wirt y su hermano menor Greg se pierden más allá del sendero que debe regresarlos a su casa. El camino se vuelve lo suficientemente largo como para generarnos el más deliciosos de los suspensos. Una road movie por un sitio mágico que parece no tener fin.

 


La serie comenzó a emitirse en Estados Unidos hace un año. Sin embargo, en la mejor anamnesis, reaparece la gracia de las mejores pinturas de Max Cachimba. Ubicuo, Max reaparece también donde lo esperamos.

 


Los mejores jardines no concluyen jamás.
Las fábulas los imitan.
Nosotros vemos, miramos, proseguimos.

Alien Beauty


Es el intríngulis. Para alguien que públicamente se declara marciano ¿la moda es un atributo de qué mundo? Los terrícolas no dejamos de inventar formas de fashion alienígena: cada cual haga su catálogo de galácticos atuendos (películas, series, historietas, novelas, posters, programas de televisión: crecimos con esta evolución de la moda extraplanetaria). Hasta podría aventurarse que, toda invasión del espacio exterior, es ante todo una cuestión de looks más o menos inspirados, según el caso. Implementos para un sex appeal extraterrestre.
Por otra parte, no existe nada más moderno –y contemporáneo- que un alien, aunque estos visitantes ya tengan su tradición (Von Däniken y Luciano de Samosata mediante).
La primera impresión entonces es que Benito Laren tomó como referencia estos repertorios y los amplió y reutilizó a su modo. Sobre todo lo último: porque no inventarió, en sus propuestas no hay nada de arqueología de modas marcianas recopiladas o inventadas por habitantes del planeta Tierra, sino que experimentó una minuciosa suplantación: esta es una de las tantas diferencias con otro destacado cultor ufológico, como Solari Parravicini. “Es el secreto retoño de un ménage-a-trois entre Paco Jamandreu, Andy Warhol y E.T”, se ha dicho. Por decoro no diremos quién.

Presentación del libro Modelaren
Sobre la Serie de la Moda de
Benito Laren
Grupo Babel Editores
Martes 24 de noviembre
18 hs.

Presenta Daniel Molina
Junto a Rafael Cippolini y el artista

Museo Fortabat
Olga Cossettini 141
Puerto Madero
CABA
011 4310-6600

Post Noviembre

Tomás Maldonado polemizaba desde el título: ¿Es la arquitectura un texto? Redoblo el énfasis ¿Acaso una ciudad no puede leerse como una biblioteca? Nadie duda que París es una de las más leídas, al punto de que es difícil, sino imposible contra argumentar que no fue planificada como un cuidado ejemplar. Un libro, que como concepto hoy más que nunca es una persistencia que una presencia. Cuando leo sobre la muerte del libro pienso en el fin de las ciudades. ¿Qué tan importante nos resulta saber leer? No existe alfabetización sin idea de libro. Hasta McLuhan los coleccionaba. No creo que los bomberos de Farenheit 451 sean una tardía –o demasiado temprana, según se piense- metáfora de la expansión digital. Al revés: me regresan esos sobrevivientes prófugos transformados en libros perfectos.

Me gusta repensar las lecturas en el orden de las sensaciones, de lo físico. Lo mismo que a las ciudades. Los libros y las ciudades siguen siendo, seguramente, las cumbres de eso que seguimos llamando civilización. Volviendo al título propuesto por Maldonado, me gusta estar convencido que las ciudades que amamos y las lecturas –la posibilidad de emplear esa herramienta que llamamos leer, en su sentido más amplio y en sus sentidos más restringidos- son cara y ceca de un mismo fenómeno. Frente a todos los pronósticos, Gutenberg y los maestros urbanistas gozan de excelente salud.

Para nuestra suerte, caminar por las ciudades, leer y escribir seguirán siendo formas de astuta resistencia y renovado placer.