Monthly Archive for April, 2013

4 lustros


Así se veía el Rojas en el invierno de 1989.

Inauguración: Sábado 27 de abril de 2013
Algunos Artistas / 90 – HOY presenta un revelador panorama de las producciones de las últimas dos décadas, con obras provenientes de las colecciones particulares de Gustavo Bruzzone, Alejandro Ikonicoff y Esteban Tedesco.


La colección de Bruzzone comprende un extraordinario y único patrimonio sobre los años 90, con obras seleccionadas para la exhibición por Rafael Cippolini. Esteban Tedesco reúne los primeros trabajos de numerosos artistas de principios de la década de 2000, elegidos por Ana Gallardo. La colección de Alejandro Ikonicoff nos trae al presente, con producciones de los últimos años seleccionadas por Cecilia Szalkowicz y Gastón Pérsico.
Algunos Artistas / 90 – HOYpresenta obras, documentos y fotografías, y propone investigar las relaciones entre coleccionistas y artistas de una misma generación, sus primeras obras y sus comienzos.

Fundación PROA
Av. Pedro de Mendoza 1929
La Boca, Caminito
[C1169AAD] Buenos Aires
Argentina

Las fórmulas de San Cipriano


-Esa idea de potenciar la escucha se cumple, ya que muchos de los textos hacen volver al lector al disco en cuestión…
-Fanego: El libro promueve una vuelta al disco después de haber leído: de eso no hay duda alguna. Fue poner en acción la relación entre palabras y músicas para que en el momento de volver a escuchar los discos (discos que en muchos casos escuchamos mil veces) pasen cosas nuevas y se abran nuevas dimensiones. Lo más sencillo hubiera sido armar un libro con críticos de rock, pero quisimos hacer algo más experimental. Convocamos un par de críticos como Schanton o Norberto Cambiasso, pero también nos interesó ver que podía pasar con un ensayista como Rafael Cippolini o que podían hacer músicos como Rosario Bléfari o Alan Courtis.


-¿Y cómo se dio la elección de esos discos?
-Esteras: Nuestro trabajo fue hacer la convocatoria, centralizar la información y hacer que el libro tenga un buen “balanceo”, que aparecieran distintas estéticas musicales expresadas. Lo que más nos preocupó en el diálogo con los autores fue la escritura. Si bien es muy cierto lo que dice Ezequiel de que el libro promueve la reescucha, siempre tuvimos muy en claro que el valor principal era que los autores escribieran sobre aquellos campos en los que pudieran decir algo valioso. La literatura es quien manda en estas páginas. Y a la hora de definir los objetos de trabajo, hubo un diálogo con ellos para encontrar en conjunto ese campo que potenciara al libro.

Diego Esteras y Ezequiel Fanego, editores de 10 discos del rock nacional por 10 escritores (Paidós), entrevistados por Pablo Strozza. Nota completa acá.

Si de lo que se trata es de retener algo que se escurre entre las manos como el tiempo –el formato disco y sus elementos orbitales–, será necesario amarrarlo con recursos híbridos: análisis musical y crónica histórica, crítica cultural y ensayo literario, introspección y recuento autorreferencial (como casi un demorado diario íntimo de los días idos). Esos discos que se experimentan, más que escucharse, sólo pueden reinterpretarse bajo el haz de luces de esas experiencias, de escucha, de crítica, de protagonismo.
El grupo de convocados por Esteras y Fanego es heterogéneo. Todos son escritores, sí, pero ninguno es exclusiva o eminentemente prosista: Luis Chitarroni tiene también su bien ganado prestigio como editor; Pablo Schanton, Norberto Cambiasso y Ezequiel Alemián, como periodistas; Rosario Bléfari y Alan Courtis son músicos; Martín Gambarotta es poeta; Rafael Cippolini, curador de artes visuales; Lola Arias, dramaturga y directora; Matías Serra Bradford, traductor. Algunos se acercan como simples escuchas atentos, otros como protagonistas, otros como críticos.

Reseña de Lucas Petersen, acá

Los discos elegidos y los encargados de escribirlos son:
“Almendra II”, de Almendra, por Luis Chitarroni.
“Tontos”, de Billy Bond y La Pesada del Rock, por Alan Courtis.
“Miguel Abuelo & Nada”, de Miguel Abuelo, por Norberto Cambiasso.
“Ruedas de Metal”, de Riff, por Ezequiel Alemián.
“Gulp”, de Los Redonditos, por Martín Gambarotta.
“Alter Chabón”, de Sumo, por Matías Serra Bradford.
“Dulce Navidad”, de Attaque 77, por Lola Arias.
“San Cipriano”, de Los Brujos, por Rafael Cippolini.
“Horrible”, de Suárez, por Rosario Bléfari.
“Miami y Groncho”, de Babasónicos, por Pablo Schanton.

Las cosas salvajes


Se viene “Estéticas de la dispersión”, el libro que compila la experiencia comandada por Franco Ingrassia (click acá).

(…) Esa imagen que estamos viendo está inspirada en un libro que amé desde chico, de Maurice Sendak, editado originalmente en 1963, que se llama “Donde viven los monstruos”. En realidad de este modo fue traducido al español, el título en inglés sería algo así como “De donde son las cosas salvajes”. Es la historia de un chico que se llama Max. Max en un momento abandona su dormitorio y aparece en un lugar y este lugar es el hogar de los monstruos. Uno empieza a pensar por qué desde temprano siempre desconfiamos de nuestros sentidos, o siempre nuestros sentidos nos resultaron insuficientes, y qué hacemos con esa insuficiencia, cómo calmamos esa ansiedad. Esta imagen, la última, es de Ovidio, poeta contemporáneo de Cristo -nació en el año 43 a.C.- que precisamente escribió fábulas como las que la canción de Flaming Lips.

Ella dice puedo ser una rana, puedo ser un murciélago
Puedo ser un oso, o puedo ser un gato
Ella dice puedo ser un león, puedo ser un monstruo
Puedo ser un indio maravilloso, y puedo ser un helicóptero.
Ella dice puedo ser un lobo, puedo ser un pinzón
Puedo ser un yaguar, o una langosta en el puente
Ella dice puedo ser un mono, puedo ser un tigre
Puedo ser un tornado volteando tus cables
Pues parece que ella puede ser lo que sea
Cualquier tipo de criatura que quiera ser

De mi ponencia, Puedo ser cualquier clase de oso.